ATENEO REPUBLICANO DE PUERTO REAL
 
 
 
 
 

ABRIL REPUBLICANO

LUÍS PASTOR. CANCIONES Y MEMORIAS EN CONCIERTO.

Teatro Principal, 13-04-2018.


El pasado viernes tuvo lugar en el Teatro Principal de Puerto Real la actuación del cantautor
Luís Pastor (Berzocana, Cáceres, 9 de junio de 1952).
Fue prologada dicha actuación por las alocuciones de Lola SanIsidro, Presidenta del Ateneo Republicano de Puerto Real y de Alfredo Charques, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Puerto Real.
Estuvo acompañado Luís a las canciones con la también cantante Lourdes Guerra. Ambos desgranaron durante el concierto diversos temas de su amplio repertorio, atendiendo algunas peticiones, incluso.
Cabe destacar el gusto de ambos por la interpretación en idioma portugués, haciendo referencia en esta ocasión a La Revolución de los Claveles  de 1974.
Luís intercaló entre sus canciones el recitado de algunas partes de su libro autobiográfico “¿ Que fue de los cantautores?” (Nórdica,2017).
También hizo una pequeña intervención el cantautor gaditano Fernando Lobo junto a Luís y Lourdes.
Ante un Teatro Principal con el aforo completo y las entradas agotadas desde hacía varios días, hicieron las delicias de un público entregado y atento que aplaudió sus canciones, con muchos guiños al republicanismo y alguna crítica a la situación política en la Transición Española y en la actualidad.

ALOCUCIÓN DE LOLA SANISIDRO.

SALUD Y REPÚBLICA 2018
SALUD DEMOCRATICA Y REGENERACIÓN ÉTICA DE LA POLÍTICA
Y ESO SE LLAMA REPÚBLICA
En un día como hoy hemos de saludar a quienes fueron antes leales defensores de la libertad.
Y les saludaremos tomando prestadas las palabras del genial dibujante Forges, un hombre bueno: “Recordar a quienes en la II república se desvivieron o les desvivieron intentando una España democrática: Gracias, muchas gracias, infinitas gracias”
Y hoy, todo cuanto sucede a nuestro alrededor nos está reclamando un profundo compromiso con nuestro presente y el futuro que, si ha de ser mejor, tendrá que ser republicano.
Nos debemos también un saludo a nuestro presente: A quienes hoy nos encontramos aquí, pero tenemos la costumbre de encontrarnos en las calles y en la defensa de los derechos: En la marea de pensionistas, en la defensa blanca de la sanidad pública, en el verde de la escuela pública, con el rojo del movimiento obrero, por los derechos humanos para todos los colores en la maravillosa marea de las mujeres nos traen el color violeta. En encuentros como este alentaremos una marea tricolor que pinte otro futuro.
Así que, bienvenido el arcoíris; Salud y República.
Hoy es día también de hacer balance, de contar lo que nos pasa y lo que nos pesa.
Nos pasa que estamos asistiendo al agotamiento de un régimen que se diluye en su propia corrupción.
Una crisis institucional que abarca a todos los aparatos del estado; manchados por la mentira, la estafa, la corrupción y el despilfarro; Una crisis territorial que no se quiere resolver sino aplastar, un gobierno que es una auténtica factoría de odio.
Nos pasa que todo aquello que creíamos nuestro está siendo vendido; nuestros derechos convertidos en negocio y nuestras necesidades en mercancía.
Este régimen, amigas y amigos, está haciendo el trabajo de un liquidador de bienes públicos, un destructor de derechos civiles y políticos, sociales y económicos.
Hasta aquí nos ha traído la lamentable deriva de una democracia imperfecta, de una Constitución que se olvidó de abolir los privilegios.

Palabras de Alfredo:

Buenas noches.
Dejadme agradeceros, en primer lugar, la invitación para estar con vosotros en la celebración de este acto central de la Primavera Republicana. Es un placer y un honor estar en este Teatro Principal lleno hasta la bandera.
Querría, en segundo lugar, trasladaros el agradecimiento por vuestro compromiso con la cultura y, muy especialmente, por vuestro compromiso cívico con el pueblo de Puerto Real.
Tengo entendido que Luis Pastor no actuaba en Puerto Real desde el año 1978, es decir, desde hace 40 años; gracias y enhorabuena, en cualquier caso, por haberlo hecho posible.
La experiencia de la II Republica puso de manifiesto, al menos, tres cosas.
La primera que, como recordábamos en la celebración del 8 de marzo, los avances sociales son frágiles, delicados y hay que ser vigilantes para no dar pasos hacia atrás. Lamentablemente el momento social, político y económico de nuestro país no nos permite ser optimistas en ese sentido.
La segunda es que la sociedad española no necesita de ningún tipo de tutorización y mucho menos de ningún tipo de tutorización real. El vaudeville que hemos vivido estas últimas semanas y los casos de los últimos años nos recuerdan que la familia real no sirve a la sociedad española ni siquiera como modelo de comportamiento.
La tercera es el fracaso de la izquierda cuando se enzarza en disquisiciones de pureza ideológica o en maximalismos frente a un adversario que tiene un programa político sencillo y simple: una visión patrimonial de España y de la sociedad española, y un ansia de mantenimiento del poder a toda costa para imponer su visión de nuestro país.
En la segunda década del siglo XXI los riesgos son diferentes a los de los años 30 del siglo XX o, al menos, tienen otra cara; hoy esos riesgos se manifiestan en una confrontación tramposa entre libertad y seguridad, el retroceso del Estado de Bienestar, la persistencia de la brecha de género, el cierre de las fronteras, la promesa del consumo como única fuente de felicidad, la crisis medioambiental, la infoxicación…
En ese contexto, son necesarios espacios de debate, de reflexión, de crítica, de resistencia como el que el Ateneo Republicano de Puerto Real genera constantemente, espacios de actualización de los valores republicanos para ponerlos al día de los problemas de nuestras sociedades.
Por todo ello, muchas gracias.
Salud y República.